EstatalNoticias

Un menor de edad, pierde la vida al comer raticida esparcida en Cheetos

En el municipio de San Martín Texmelucan, un menor de edad falleció luego de que comiera unas frituras que contenían veneno de rata.

Con el objetivo de acabar con la plaga de ratas que se había desatado en la vivienda de los padres del menor, el jefe del hogar compró veneno de ratas, el cual fue espolvoreado en unos cheetos, para luego ser colocados en el patio de la casa.

Lo anterior, ocasionó que en un descuido de los padres, el menor de tan solo 18 meses de nacido, saliera al patio de la vivienda y al ver el producto que contenían raticida, se lo comió.

Al percatarse los padres de lo sucedido, rápidamente lo trasladaron a un hospital particular en San Martín Texmelucan, sin embargo, ya era demasiado tarde, pues al llegar al nosocomio, el niño ya no contaba con signos vitales, por lo que ya no pudo ser atendido por los médicos.

Mostrar Más

Notas destacadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *