Nacional

Julio Scherer denuncia a Gertz Manero por tráfico de influencias

El exconsejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer Ibarra, interpuso una denuncia contra el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, por tráfico de influencias, coalición de servidores públicos, asociación delictuosa y lo que resulte.

De acuerdo con la nota del periodista Juan Omar Fierro publicada en la revista Proceso, la denuncia fue presentada ante la Fiscalía Especializada­ en Materia­ de Combate a la Corrupción el viernes 22 a las 11:00 horas.

La querella incluye al subprocurador de Control Competencial de la Fiscalía, Juan Ramos López; al fiscal de Asuntos Especiales de la FGR, Manuel Granados Quiroz; la fiscal de Asuntos Internos de la FGR, Adriana Campos López; y la ministerio público María Eugenia Castañón Osorio, quienes buscaron imputar los delitos de tráfico de influencias, extorsión, lavado de dinero y delincuencia organizada a cuatro abogados que han laborado en los mismos despachos que el exconsejero jurídico de la Presidencia.

“El fiscal general de la República, el doctor Alejandro Gertz Manero; el fiscal de Control Competencial, el señor Juan Ramos López, y otros servidores públicos de la institución deben responder… por las faltas, omisiones y violaciones sistemáticas graves a los derechos humanos, a la ley en perjuicio del suscrito y de otras personas, así como a los principios que debieron regir su actuar”, se desprende de la denuncia.

De acuerdo con la nota de Proceso, se acusa a Gertz Manero de ser un hombre “parcial, vengativo y envenenado” que ha utilizado a la FGR para litigar sus asuntos personales, como el caso de las imputaciones penales que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) invalidó contra su cuñada, Laura Morán, y la hija de ésta, Alejandra Cuevas.

En la denuncia, indica el texto de Juan Omar Fierro, Scherer Ibarra afirma que Gertz utilizó de manera facciosa la FGR relacionándolo con “hechos fabricados y productos de intercambio ilícitos de la FGR con particulares en casos relevantes para que interpongan denuncias en mi contra, a cambio de obtener cancelaciones de órdenes de aprehensión o para que les sean aprobados criterios de oportunidad a su favor”.

También se acusa al fiscal general de intentar influir en un proceso judicial para favorecer a un empresario que ha sido su socio y cliente, Gabriel Alarcón Velázquez, acusado por su familia del delito de defraudación, derivado de que se habría apropiado “de una herencia de cientos de millones de dólares”.

“La contraparte en el litigio de dos décadas es la hermana, la señora María Eugenia Alarcón Velázquez, y sus hijos, los hermanos Gerardo, Francisco y Ernesto, quienes se apellidan Álvarez Morphy Alarcón. Desde el inicio el doctor Alejandro Gertz Manero ha participado como asesor del señor Gabriel Alarcón Velázquez. Se ha publicado que este cliente le ha pagado fortunas en dinero e inmuebles al fiscal general de la República y que comparten un avión privado que el doctor Alejandro Gertz Manero costea con recursos provenientes de la UDLA”, agrega la denuncia promovida por Scherer Ibarra.

De acuerdo con Scherer, Gertz Manero usó a la FGR “para investigar y acusar a los señores Francisco y Ernesto Álvarez Morphy Alarcón mediante la impu­tación de delitos fiscales sin que existiera un procedimiento de revisión por parte de la Secretaría de Hacienda Crédito Público”, repitiendo así un modus operandi que se vio en el caso de su familia política.

En marzo pasado, Scherer Ibarra ya había acusado a Gertz Manero y a la exsecretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero de ser cómplices en el afán por “manchar su nombre”, al difundir información sobre sus actividades y hechos falsos.

En un testimonio escrito publicado en Proceso, Scherer Ibarra afirma que existe una confabulación entre Sánchez Cordero y Gertz Manero para perseguirlo mediante un modus operandi “extorsivo” que se repite en los casos Juan Collado, Cruz Azul, Viaducto Bicentenario, Gómez Mont y Álvarez Puga.

Scherer Ibarra acusa a Sánchez Cordero y a Gertz Manero de estar detrás de la información que lo relaciona con una supuesta extorsión al abogado Juan Collado.

“La verdadera extorsión fue de Sánchez Cordero y del fiscal Gertz al hacer pensar a Collado que lo ayudarían a cambio de mentir por venganzas personales absurdas”.

En su escrito, el exfuncionario asegura que este tipo de “persecución política” ya la vivió durante el gobierno de Vicente Fox y fue a partir de esa experiencia que decidió luchar por “una fiscalía independiente que no ampare venganzas ni intereses personales al margen de la justicia”.

Julio Scherer Ibarra asegura que detrás de las acusaciones en su contra respecto a una supuesta extorsión al abogado Juan Collado, “están los intereses de Olga Sánchez Cordero y de Alejandro Gertz Manero, cómplices en el afán por manchar mi nombre“.

Asegura que Sánchez Cordero y Gertz Manero aprovecharon la desesperación de Juan Collado para perseguirlo e inventar una falsa extorsión. Julio Scherer afirma que su única participación en el caso de Juan Collado fue recibir y escuchar a sus hijos, Mar y Juan Ramón Collado Dot, “siempre a petición suya y siempre remitiéndolos a la fiscalía”.

Casos fabricados

De acuerdo con Julio Scherer Ibarra, el caso Gómez Mont – Álvarez Puga y el caso Cruz Azul tienen un factor en común: el intento de Gertz Manero por acusarlo en una supuesta trama de extorsión a esas personas.

Asegura que así como en el caso Collado, familiares de Inés Gómez Mont también buscaron un criterio de oportunidad para terminar con la persecución en su contra. Sin embargo, por instrucción del fiscal, el subprocurador Juan Ramos se reunió con Felipe Gómez Mont y le ofreció un criterio de oportunidad a cambio de implicarlo en la supuesta extorsión.

Mientras que en el caso Cruz Azul, fue Ángel Junquera Fernández quien recibió la propuesta de sellar un criterio de oportunidad a cambio de denunciar a los abogados Barradas y García, asociados a Scherer.

Junquera Fernández es hijo de Ángel Martín Junquera, quien desfalcó a la Cooperativa Cruz Azul por mil 600 millones de pesos junto a Guillermo Álvarez Cuevas.

En su escrito, Julio Scherer Ibarra también acusa al abogado Paulo Díez Gargari de ” litigar sus asuntos particulares en medios de comunicación” y de tratar de involucrarlo en una concesión concerniente al Viaducto Bicentenario.

“Lo que Díez Gargari no suele comentar es que son sus propios intereses económicos lo que defiende detrás de sus infundadas denuncias”.

Gertz Manero y Sánchez Cordero coinciden en informe de AMLO tras señalamientos de Scherer

El titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, y la presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero, coincidieron el martes 13 de abril en el informe de los 100 días del cuarto año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante el acto, realizado en Palacio Nacional, el fiscal y la legisladora se sentaron en la primera fila, uno al lado del otro. Es la primera vez que se les ve juntos en público, luego de los señalamientos hechos por el exconsejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer Ibarra, quien acusó a ambos de estar detrás de los señalamientos de extorsión del abogado Juan Collado Mocelo y de la existencia de una red de tráfico de influencias.

Collado Mocelo -detenido desde 2019 por los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada- denunció a Scherer y a otras cuatro personas -tres abogados y un financiero- allegadas a éste de haberlo extorsionado con la venta de Caja Libertad a cambio de conseguirle un acuerdo reparatorio de 2 mil millones de pesos para que librara la prisión.

El lunes de la semana pasada, la FGR se desistió de la orden de captura contra el abogado David Gómez Arnau, uno de los presuntos integrantes de la supuesta red de tráfico de influencias vinculada a Scherer para intervenir en los grandes asuntos de corrupción y notoriedad nacional.

También se frenaron las acciones contra los abogados Juan Antonio Araujo Riva Palacio, César Omar González e Isaac Pérez Rodríguez, acusados de los delitos de extorsión, tráfico de influencias, lavado de dinero y asociación delictuosa.

El pasado 2 de marzo, Sánchez Cordero, quien fue secretaria de Gobernación, reconoció que tuvo diferencias con Julio Scherer Ibarra. La exfuncionaria federal aseguró que sus diferencias con Scherer obedecieron fundamentalmente a la invasión de atribuciones y facultades por parte de este.

El lunes 28 de marzo, el presidente Andrés Manuel López Obrador comentó en su conferencia matutina que decidió sustituir a Sánchez Cordero por Adán Augusto López debido a que ésta no tenía una buena relación con Julio Scherer.

“No había buena relación con la secretaria de Gobernación, no tenían buena relación y yo necesitaba que me ayudaran para atender asuntos de tipo político, de relación con gobernadores, incluso con el Poder Judicial, con la Fiscalía, que hay asuntos de Estado: Ayotzinapa o los amparos y necesitamos relaciones en lo fundamental, en lo básico, cuando está de por medio el interés general con el Poder Judicial y necesitaba yo a una gente como Adán, para resolver”, comentó.

POR: ES NOTICIA HOY https://esnoticiahoy.com/2022/04/24/julio-scherer-denuncia-a-gertz-manero-por-trafico-de-influencias/

Mostrar Más

Notas destacadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *